martes, 22 de mayo de 2012

TECNICAS DE REGADIO



La técnica de regadío tradicional es el regadío superficial. Este sistema a su vez tiene tres
modalidades:

· Inundación, que se aplica principalmente a los cultivos de arroz. Para poder
aplicar este sistema el terreno debe ser trabajado de tal forma a que las áreas a ser
irrigadas, o parte de estas, deben ser prácticamente horizontales, rodeadas por
pequeños diquecitos que contienen el agua. En esta modalidad, una vez que la
parcela se ha llenado de agua, se cierra la entrada a la misma, el agua no circula
sobre el suelo, se infiltra o evapora. 


Este tipo de riego, además de consumir mucha agua tiene también un efecto poco deseable de compactación del suelo, efecto que se combate en la Comunidad Valenciana con la técnica que, traducida al castellano se denomina "sazón" y que consiste en una roturación muy superficial (uno o doscm) que interrumpe el sistema de desecamiento de las arcillas, al eliminar el proceso de cuarteamiento de las mismas. 


El cuarteamiento superficial de las arcillas es el proceso que acelera la eliminación del agua en el suelo, con lo que la arcilla se compacta y aumenta la proporción de sales en la superficie.


· Fajas, se utiliza en colinas poco pronunciadas, donde sería muy costoso formar
parcelas horizontales. Las fajas siguen la dirección de la pendiente, que para una
correcta distribución del agua, debe ser prácticamente uniforme.  

La pendiente trasversal de la faja debe ser casi nula. Las fajas están separadas por pequeños diquecitos que raramente superan los 10 - 20 cm, de manera que se pueda irrigar
una faja cada vez. 

Este procedimiento de riego puede ser utilizado en los prados en zonas colinares.

El agua circula sobre el suelo, y por lo tanto, si este no tiene vegetación puede haber acarreo de material, lo que no es conveniente. La tendencia es al abandono de este tipo de riego porque exige mucha mano de obra en el seguimiento del riego. Se ha utilizado en el pasado en Europa Central, en particular en la cuenca media del río Danubio.



· Surcos o caballón entre las plantas, se construyen, en el momento de la labranza
de la tierra, siguiendo aproximadamente las curvas de nivel.

Estos sistemas son poco eficientes, ya que se emplea mucha más agua de la necesaria.

Riego por Aspersión.

Modernamente se ha empleado el riego por aspersión que si se hace en horas nocturnas,
necesita mucha menos agua. El riego por aspersión consiste en un mecanismo que
esparce el agua por toda la superficie como si fueran gotas de lluvia.



Riego por Goteo

La técnica de riego más eficaz es el riego por goteo. Consiste en canalizar el agua con
pequeños tubos hasta el pie de cada planta y dejar caer una gota cada cierto tiempo,
hasta completar las necesidades de cada planta.

Se puede controlar por ordenador y se suele practicar en los cultivos de invernadero.


Subterraneo

 El sistema de riego subterraneo es poco usado por su costo excesivo,
generalmente se limita a pequeñas áreas, y en cultivos de larga vida. Consiste en una red
de tubos filtrantes enterrados, por los cuales circula el agua de regadío.


El tipo de riego que mejor se adapta a nuestras necesidades es el Riego por Goteo, a
continuacion profundizaremos en sus caracteristicas.



Riego por goteo

El riego por goteo, igualmente conocido bajo el nombre de « riego gota a gota» , es un
método de irrigación utilizado en las zonas áridas pues permite la utilización óptima de
agua y abonos. 

Nos centraremos en este sistema que es el más común y muy sencillo de utilizar.

El agua aplicada por este método de riego se infiltra hacia las raíces de las plantas
irrigando directamente la zona de influencia de las raíces a través de un sistema de
tuberías y emisores (goteros).

Esta técnica es la innovación más importante en agricultura desde la invención de los
aspersores en los años 1930.

Características:

- Utilización de pequeños caudales a baja presión.

- Localización del agua en la proximidad de las plantas a través de un número variable de
puntos de emisión (emisores o goteros).

- Al reducir el volumen de suelo mojado, y por tanto su capacidad de almacenamiento, se
debe operar con una alta frecuencia de aplicación, a caudales pequeños.

Historia:

El riego por goteo ha sido utilizado desde la Antigüedad cuando se enterraban vasijas de
arcilla llenas de agua con el fin de que el agua se infiltrara gradualmente en el suelo. El
riego por gota a gota moderno se desarrolló en Alemania hacia 1860 cuando los
investigadores comenzaron a experimentar la subirrigación con ayuda de tuberías de
arcilla para crear una combinación de irrigación y de sistema de drenaje. 

En los años1920, tuberías perforadas fueron utilizadas en Alemania, después O.E. Robey
experimentó el riego por tubería porosa de tela en la universidad de Míchigan.

Con la llegada de los plásticos modernos después de la Segunda Guerra Mundial, fueron
posibles numerosas mejoras. Micro-tubos de plástico y diversos tipos de goteros han sido
empleados en invernadero en Europa y en Estados Unidos.

La moderna tecnología de riego por goteo fue inventada en Israel por Simcha Blass y su
hijo Yeshayahu. En lugar de liberar el agua por agujeros minúsculos, que fácilmente se
podían obstruir por acumulación de partículas minúsculas, el agua se libera por tuberías
más grandes y más largas empleando el frotamiento para ralentizar la velocidad del agua
en el interior de un emisor (gotero) de plástico. 

El primer sistema experimental de este tipo fue establecido en 1959 cuando la familia de Blass en el Kibboutz Hatzerim creó una compañía de riegos llamada Netafim. A continuación, desarrollaron y patentaron el primer emisor exterior de riego por gota a gota. Este método muy perfeccionado se ha desarrollado en Australia, en América del Norte y en América del Sur hacia el fin de los años 60.



Actualmente se han añadido varias mejoras para evitar los problemas que podría tener
este sistema:

· Goteros autocompensantes: Dan un caudal más o menos fijo dentro de unos
margenes de presión. Es util para que los goteros del final del tubo no den menos
agua que los del principio debido a la caída de presión debida al rozamiento.

También son utiles cuando el tubo va en cuesta. Los goteros más bajos soportaran
más presion y si no son adecuados pueden perder demasiada agua.

· Goteros y filtros autolimpiables: Este sistema de riego es muy sensible a las
particulas solidad y se suelen instalar filtros muy eficaces y con sistemas de

autolimpiado periódico. Los propios goteros también pueden tener un sistema para
eliminar pequeñas particulas que puedan atascarlos.

· Goteros regulables: Se puede regular el caudal con un mando mecánico.

Componentes

La mayor parte de los grandes sistemas de irrigación por goteo utilizan un cierto tipo de
filtro de agua para impedir la obstrucción de los pequeños tubos surtidores. Ciertos
sistemas utilizados en zonas residenciales se instalan sin filtros adicionales ya que el
agua potable ya está filtrada. Prácticamente todos los fabricantes de equipos de riego por
goteo recomiendan que se utilicen los filtros y generalmente no dan garantías a menos
que esto sea hecho.


El riego por goteo se emplea casi exclusivamente utilizando agua potable pues las
reglamentaciones desaconsejan generalmente pulverizar agua no potable. En riego por
goteo, la utilización de abonos tradicionales en superficie es casi ineficaz, así los sistemas
de goteo mezclan a menudo el abono líquido o pesticidas en el agua de riego. Otros
productos químicos tales como el cloro o el ácido sulfúrico son igualmente utilizados para
limpiar periódicamente el sistema.

Si está correctamente montado, instalado, y controlado, el riego por goteo puede ayudar a
realizar importantes economías de agua por la reducción de la evaporación . Por otro
lado, el riego gota a gota puede eliminar muchas enfermedades que nacen del contacto
del agua con las hojas. En conclusión, en las regiones donde los aprovisionamientos de
agua están muy limitados, se puede obtener un notable aumento de producción utilizando
la misma cantidad de agua que antes.

Riego por goteo desplazable: Consiste en un bobinador de tubería de polietileno movido
por un motor de 50w con reductores que permite bobinar 6m de tubería cada hora. En el
extremo de la tubería se sitúa un triciclo con brazos transversales que distribuyen el agua
hasta el suelo a través de pequeñas mangueras según el marco de plantación. Este
sistema no moja las hojas, evitando proliferación de hongos, no moja toda la superficie de
tierra, ahorrando agua, le bastan bajas presiones ahorrando energía y es utilizable con
flujos pequeños de agua.


En las regiones muy áridas o sobre suelos arenosos, la mejor técnica consiste en regar
tan lentamente como sea posible (menos de 1 litro por hora).

El riego por goteo se utiliza intensivamente en el cultivo de la nuez de coco, la viña, la
banana, las fresas, la caña de azúcar, el algodón o los tomates.

Es destacable su uso en las explotaciones agrícolas, de agricultura intensiva, de Almería
y Murcia, donde, ante la escasez, los agricultores procuran un gasto mínimo de agua.
Los kits de gota a gota para el jardín son cada vez más populares para los propietarios de
casas. Se componen de un temporizador, una tubería y varios goteros. También se
necesita un manoreductor para que la presion no sea excesiva en el sistema. Pueden
llegar a salir disparado los goteros si no se regula adecuadamente.


Mecanismos caseros de riego por goteo:

Crear un mecanismo casero es relativamente sencillo. Un método básico consiste en una
botella plástica llena de agua, conectada a un sistema de perfusión de suero intravenoso.

La botella se dispone en posición vertical, se abre un agujero en la tapa y se conecta el
sistema de perfusión a través de él. La cámara del goteo se ajusta de acuerdo a la
frecuencia de goteo que se requiera, y se entierra la boca de la manguera a 2 cm de
profundidad, cerca al tallo de la planta. Una variante más simple (pero de mayor
frecuencia de goteo) de este mecanismo es abrir un agujero en la tapa de la botella con
un alfiler, cortar un pequeño trozo circular de tela gruesa, e introducirlo al interior de la
tapa; llenar la botella de agua, cerrarla y enterrarla en posición vertical o inclinada cerca
del tallo de la planta.



Ventajas

El riego por goteo es un medio eficaz y pertinente de aportar agua a la planta, ya sea en
cultivos en línea (mayoría de los cultivos hortícolas o bajo invernadero, viñedos) o en
plantas (árboles) aisladas (vergeles). Este sistema de riego presenta diversas ventajas
desde los puntos de vista agronómicos, técnicos y económicos, derivados de un uso más
eficiente del agua y de la mano de obra. Además, permite utilizar caudales pequeños de
agua.

· Una importante reducción de la evaporación del suelo, lo que trae una reducción
significativa de las necesidades de agua. No se puede hablar de una reducción en
lo que se refiere a la transpiración del cultivo, ya que la cantidad de agua
transpirada (eficiencia de transpiración) es una característica fisiológica de la
especie.

· La posibilidad de automatizar completamente el sistema de riego, con los
consiguientes ahorros en mano de obra. El control de las dosis de aplicación es
más fácil y completo.

· Se pueden utilizar aguas más salinas que en riego convencional, debido al
mantenimiento de una humedad relativamente alta en la zona radical (bulbo
húmedo).

· Una adaptación más fácil en terrenos rocosos o con fuertes pendientes.


· Reduce la proliferación de malas hierbas en las zonas no regadas.

· Permite el aporte controlado de nutrientes con el agua de riego sin perdidas por
lixiviación con posibilidad de modificarlos en cualquier momento del cultivo.

· Permite el uso de aguas residuales ya que evita que se dispersen gotas con
posibles patogenos en el aire.

Sus principales inconvenientes son:

· El coste elevado de la instalación. Se necesita una inversión elevada debida a la
cantidad importante de emisores, tuberías, equipamientos especiales en el cabezal
de riego y la casi necesidad de un sistema de control automatizado (electroválvulas).

Sin embargo, el aumento relativo de coste con respecto a un sistema convencional no es prohibitivo.


· El alto riesgo de obturación (“clogging” en inglés) de los emisores, y el consiguiente
efecto sobre la uniformidad del riego. Esto puede ser considerado como el principal
problema en riego por goteo. Sin embargo, en los últimos años, gracias a la
aparición en el mercado de goteros autocompensados y "autolimpiantes", este
problema se ha reducido notablemente, ya que estos goteros tienen el paso más
amplio, permitiendo la pasada de partículas de mayor tamaño, ya que la regulación
del caudal se obtiene no mediante un "laberinto" o un orificio de pequeño diámetro,
sino mediante la membrana de silicona que autorregula la presión interna del
gotero, y por ende el caudal de salida.



· La presencia de altas concentraciones de sales alrededor de las zonas regadas,
debida a la acumulación preferencial en estas zonas de las sales. Esto puede
constituir un inconveniente importante para la plantación siguiente, si las lluvias no
son suficientes para lavar el suelo.

· Un inconveniente muy importante de este sistema tan particular, es el tapado de
los orificios.












No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada